Skip to Main Content
whiteblock
COVID-19

Combatiendo el Fraude en el Seguro en Medio de la Cascada Catastrófica por COVID19

La forma en que las Aseguradoras de Vida y Salud pueden sortear la ruta a un Desastre Potencial

  • Abril 17, 2020

Dominos - long

El concepto de una cascada catastrófica de fallas viene de la recuperación de un desastre en las redes.  Cuando una parte de una red se colapsa, la idea es que, otras partes interconectadas también se colapsan, dejando a la red vulnerable para sufrir una ruptura completa.    

Esto funciona como una receta de cocina en reversa:  Mientras una receta construye paso a paso para crear un total armonioso, una cascada catastrófica sigue a una serie de pasos destructivos que llevan al caos.   
Es un concepto que ciertamente parece aplicable a la pandemia por COVID-19 y a la cadena de eventos sin precedente que acompañan su evolución.  Irónicamente, esta cascada catastrófica – y la incertidumbre, el temor, y aún el pánico que ha generado – es la receta perfecta para el fraude depredador.   

Una Fiesta para los Defraudadores

Sigamos la receta:

  • Coloque un virus nuevo, síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2), y una nueva enfermedad, COVID-19.
  • Agregue una pizca de ansiedad.  El virus nuevo parece ser más virulento y mortal que el de la influenza.  Mientras es especialmente peligroso para los adultos mayores, también es letal para algunas víctimas de edad media, y muchos son enviados a unidades de cuidados intensivos con síntomas respiratorios graves. 
  • Lleve a la economía a un alto apresurado.  Recordando pandemias en el pasado, los países y localidades adoptan el distanciamiento social como una forma para reducir las infecciones.  Los negocios son cerrados y a las personas se les pide u ordena que se queden en casa.   
  • Desmorone y mezcle confianza.  Con el cierre de negocios, el despunte en las cifras de desempleo y el comercio paralizado, el mercado de valores case en el porcentaje más alto desde el Lunes Negro de 1987.
  • Induzca ansiedad y pánico.  En medio de acciones civiles para remediar la pandemia como antes nunca se había visto desde 1918, las personas temen por sus vidas, el sustento y del de aquellos que aman.  
  • Cúbralo todo con defraudadores depredadores.  Apoderándose de la oportunidad estos perversos actores buscan tomar ventaja de las personas vulnerables y compañías expuestas a través de variados esquemas.    
  • Opcional: Establezca un programa robusto para la prevención del fraude.  Los profesionales de todos los rincones del negocio se agrupan para luchar contra los depredadores y protegen sus compañías y a sus clientes. 
  • Por supuesto es este último paso en el que la industria del seguro debe enfocarse ahora.  De acuerdo a recientes investigaciones por LIMRA, cuatro de 10 organizaciones de servicios financieros encuestadas entre el 27 de marzo y el 1º de abril reportaron un incremento en ataques a la adquisición de cuentas (12% tenían un tema relacionado a coronavirus) y correos electrónicos maliciosos (27% presentaban un tema con coronavirus) en los últimos 30 días.    

Una Probadita de lo que está por Venir

Los ingredientes ideales para el fraude – temor, incertidumbre, una “nueva normalidad” – están en su lugar y generando actividades malintencionadas, más notorias hasta ahora como llamadas o correos electrónicos para estafar o esquemas “phishing”.  Aunque no podemos identificar a todos los villanos, sabemos que están allá afuera y podemos mantener un ojo para vigilar blancos emergentes y anticipar en forma proactiva algunos de los fraudes que estaremos viendo. 

A continuación, sólo algunos posibles esquemas para mantener una posición vigilante:

  • Estafas relacionadas a cheques por estímulos. El FBI ha reportado varios casos de fraudes relacionados a cheques por estímulos.
  • Estafas relacionadas a la cura del COVID-19. Todo desde la promesa de ventas de hidroxicloroquinas a pruebas para COVID-19 a domicilio “que serán pagadas por su aseguradora.”
  • Estafas relacionadas a fondos de retiro.  Con la caída del mercado en una forma dramática, los jubilados son particularmente susceptibles al fraude financiero. 
  • Esquemas para volverse ricos en forma rápida. Con el desempleo y la inseguridad laboral alta, los defraudadores, sin duda alguna atraerán a personas desesperadas con la promesa de dinero fácil.
  • Reclamaciones de seguros de vida fraudulentas.  Cualquier evento que lleva a un gran número de muertes puede servir de cubierta para varias formas de fraude en el seguro de vida.   
  • Anti-selección.  El ambiente actual aumenta la motivación y las oportunidades para una conducta anti-selectiva, como intentar obtener cobertura de vida sin los requisitos rutinarios, solicitar cobertura sin declarar condiciones médicas que colocan al Propuesto Asegurado en riesgo especialmente alto por COVID-19, o simplemente aprovechando una oportunidad para hacer falsas declaraciones con poca oportunidad de ser detectado. 

Y esto sólo es el inicio.  Conforme la crisis evoluciona y se toman medidas en respuesta, surgirán nuevas oportunidades de fraude.  Y esto es sólo el inicio.  Conforme la crisis evoluciona y se toman medidas en repuesta, surgirán nuevas oportunidades para el fraude.  (Es interesante ver cómo los fraudes pre-crisis podrán ser descubiertos ahora:  Fue el giro en el mercado de valores en el 2008 lo que expuso el esquema Ponzi de Bernie Madoff).  Es esencial permanecer actualizado sobre estafas existentes, estar atentos para identificar nuevas estafas y anticipar en forma proactiva aquellas que están por presentarse.

Tiempo para Ponerse a Cocinar

A pesar del riesgo creciente, mantengo la esperanza y la confianza en la habilidad de la industria para combatir el fraude en el seguro.  Esta crisis ya ha mostrado la capacidad del espíritu humano para perseverar y demostrar nuestra tenacidad colectiva al enfrentar una amenaza compartida.  En RGA por ejemplo, he sido testigo de cómo nuestro personal dedica horas extra y trabaja en forma incansable con los clientes para enfrentar retos sin precedentes.  Y no estamos solos.  Los profesionales en la industria están educándose unos a otros y compartiendo las mejores prácticas en un esfuerzo para mitigar los riesgos crecientes de fraude.   

La colaboración es clave.  Sólo unidos podemos reducir la cascada catastrófica y limitar el daño que los defraudadores sólo están esperando infligir.  Tomará atención y cooperación, educación y medidas de seguridad, tiempo y perseverancia – y debe empezar ahora.  

RGA está deseoso de conocer lo que está viendo y experimentando.  Por favor comparta sus historias con nosotros y otros.  Trabajemos para mitigar los riesgos de fraude que vemos, descubrir los riesgos que todavía no son evidentes y anticipar los muchos riesgos que seguramente surgirán.  Juntos podemos determinar cómo los eventos se desarrollarán hacia adelante.

El Autor

  • Dion_Mark
    Mark S. Dion
    FALU, FLMI
    Vice President
    Underwriting Education and Training
    Send email >

Resumen

La pandemia por COVID-19 ha disparado una cascada de eventos que inducen temor y facilitan el fraude depredador de acuerdo a Mark Dion de RGA.  ¿Cómo pueden las aseguradoras defenderse?  La colaboración es la clave.

Al mismo tiempo que estamos conscientes de que las circunstancias pueden requerir planes alternos, RGA organizó la octava Conferencia Anual de Fraude, en Agosto con el objetivo de poder compartir mayor información de la mano de expertos.