Skip to Main Content
whiteblock
COVID-19

COVID-19 Informe: ¿Cómo produce el SARS-CoV2 enfermedad grave en los niños?

  • Mayo 19, 2020

children long

Los niños representan sólo una muy pequeña porción de pacientes reportados con COVID-19, la mayoría manifiestan pocos síntomas, enfermedad menos grave, y una tasa de letalidad mucho más baja que la de los adultos.

En los EUA, sólo 1.7% de los casos reportados de COVID-19 ocurren en menores de 18 años de edad, los números son similares en China (2%) e Italia (1%).  Sin embargo, siendo en los niños, los síntomas leves o incluso poco evidentes, la posibilidad de realizar pruebas es reducida y por lo tanto es diagnosticada con menor frecuencia.  La mayoría de los casos en niños y adolescentes son adquiridos a través de la transmisión familiar, dentro de los hogares.  

El estudio de cómo interactúan el huésped y el medio ambiente en la infección por coronavirus proporciona una explicación sobre algunas diferencias sobre la evolución y el pronóstico en los niños y adultos.  En primer lugar, los niños generalmente no tienen la carga de comorbilidades asociada con frecuencia con un adulto mayor.  

Revisión sobre el Coronavirus

Existen cuatro cepas conocidas de coronavirus humanos que, teniendo una afinidad por la vía aérea superior, ocasionan enfermedades del tracto respiratorio benignas en forma estacional como el resfriado común.  Mientras los anticuerpos a varios antígenos de coronavirus humanos se encuentran en el 90 – 100% de los adultos, estas tasas de seropositividad no son similares en los niños quienes no han estado expuestos a infecciones comunitarias.

Hasta ahora, han sido descritos tres cepas de nuevos coronavirus en los humanos (SARS-CoV, MERS-CoV and SARS-CoV-2), que han migrado de los animales a los humanos en el último siglo.  Estos nuevos virus tienen una afinidad mayor para la vía aérea baja, siendo causa potencial de neumonía y síndrome agudo respiratorio severo (SARS).

Consideraciones de la Respuesta Inmunológica

Los casos de COVID-19 que presentan las respuestas inflamatorias sistémicas más intensas generalmente resultan en las formas más graves de la enfermedad y exhiben la mortalidad más alta.  Existen diversas hipótesis sobre cuáles son los factores inmunológicos específicos para la edad que pueden influir en el tipo de respuesta.   

Debido a las características antigénicas que comparten los coronavirus, la exposición a los nuevos coronavirus en aquellos que ya poseen anticuerpos puede generar una respuesta pro-inflamatoria mediada por anticuerpos, a través de células existentes con memoria inmunológica que va en detrimento de la evolución final.  Este tipo de respuesta que tiene como objeto eliminar a los nuevos virus, puede resultar inadecuada y generar un ambiente hiper-inflamatorio que promueve la enfermedad sistémica grave.  Este proceso dependiente de anticuerpos y la resultante “tormenta de citocinas” explica algunas diferencias en la evolución de la enfermedad entre los niños y los adultos.   

El sistema inmune innato provee la primera línea de defensa en los humanos contra los patógenos, y esta barrera protectora es particularmente activa en los niños al estar empezando a interactuar con su medio ambiente.  El reconocimiento temprano de antígenos extraños a través de este sistema innato y la respuesta inmune efectiva y rápida contribuyen a un resultado favorable.

Manifestaciones clínicas del COVID-19 en Niños

Aunque el COVID19 de la infancia difiere de la del COVID-19 del adulto – menor tasa de infección, síntomas más leves, tasa de letalidad reducida, y un patrón libre de SARS – los niños siguen siendo vulnerables.  Las manifestaciones más comunes y que ponen la vida de los niños en peligro incluyen la neumonía, lesión cardiaca, renal y la disfunción de la coagulación.  Además de esas complicaciones, ahora existen reportes de un “Síndrome Inflamatorio Multi-Sistémico en Niños y Adolescentes,” que por lo menos parece estar temporalmente asociado con el COVID-19 y ocurre días o semanas después de una infección aguda.

Los niños afectados tienen características compartidas con otros síndromes inflamatorios pediátricos, incluyendo la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de choque tóxico.  Estos niños generalmente se presentan con fiebre prolongada, una erupción cutánea y pueden desarrollar inflamación cardiaca, falla multi-orgánica y estado de choque.  Pueden presentarse gravemente enfermos, y ahora han sido reportadas incluso muertes.   

A pesar de que muchos niños con este síndrome tienen RNA viral detectable, pueden ser RT-PCR negativos.  La serología positiva en los niños sin virus residual detectable apoya la teoría de que estas manifestaciones reflejan una consecuencia post-viral  mediada por el sistema inmune y puede presentar manifestaciones diversas.

Resumen

Está siendo evidente que el COVID-19 puede ocasionar enfermedad grave en los niños.  Aunque estas manifestaciones graves continúan siendo relativamente raras, pueden ser devastadoras en los afectados.

Referencias 

  1. Zimmermann, Peter et al. Coronavirus Infections in Children Including COVID-19. The Pediatric Infectious Disease Journal, 39 (5) 2020. Pages 355-368.
  2. World Health Organization 2020. Report of the WHO-China Joint Mission on Corona Virus Disease.
  3. Gorse, GJ et al. Prevalence of antibodies to four human coronaviruses is lower in nasal secretions than in serum. Clin Vaccine Immunol. 2010 Dec: 17(12): 1875-1880.
  4. Kadkhoda, K COVID-19 An Immunopathological View. American Science for Microbiology 5 (2) 2020.
  5. Prill, MM et al. Pediatric Infectious Disease Journal. 29 Feb 2012, 31(3):235-240.
  6. Liccardi, F et al. COVID-19 and What Pediatric Rheumatologists Should Know: A Review from a Highly Infected Country. Pediatr Rheumatol 18, 35 (2020).
  7. Rothan HA, Byrareddy SN. The Epidemiology and Pathogenesis of Coronavirus Disease (COVID-19. J Autoimmun. 2020;109:102433.
  8. Harapan, H et al. Coronavirus Disease (COVID-19): A Literature Review. Journal of Infection and Public Health. Vol 13, Issue 5, May 2020, Pages 667-673.
  9. Huang, C et al. Clinical Features of Patients Infected with 2019 Novel Coronavirus in Wuhan China. Lancet February 15, 2020, Vol 395, pages 497-506.
  10. Hedrich, CM. COVID-19 - Considerations for the Paediatric Rheumatologist. Clin Immunol. 2020;214:108420.
  11. Chang, Luan-Yin et al. Viral Infections Associated with Kawasaki Disease. J Formos Med Assoc. 2014 Mar; 113(3): 148-154.
  12. Cao, X. COVID-19: Immunopathology and Its Implications for Therapy. Nat Rev Immunol 20, 269-270 (2020).
  13. Multisystem inflammatory syndrome in children and adolescents with COVID-19. https://www.who.int/news-room/commentaries/detail/multisystem-inflammatory-syndrome-in-children-and-adolescents-with-covid-19 (accessed 16 May 2020)

El Autor

  • Paul Davis
    Dr. Paul Davis
    MB.BS (Hons), FRACP
    Chief Medical Officer

    RGA Australia
    Send email >
     

Resumen

Aunque el COVID-19 de la infancia difiere de la del adulto, el virus puede ser causante de enfermedad grave en los niños.  El Dr. Paul Davis presenta estudios que ligan al virus con síndromes inflamatorios pediátricos y sobre las graves manifestaciones en los niños.